El valor de las escaleras exentas

EL VALOR DE LAS ESCALERAS EXENTAS

La arquitectura junto con la ingeniería, han hecho que actualmente prácticamente cualquier espacio pueda conectarse a través de una escalera, que puede adoptar formas imposibles y estar compuesta por una gran variedad de materiales como la madera, el hormigón armado, la estructura metálica, la chapa o el vidrio, entre otros.

Las primeras escaleras datan del 4000 a.C. y se ubicaban en el exterior de los edificios. Desde aquella época, este elemento estructural imprescindible en cualquier edificio construido en la actualidad, ha evolucionado notoriamente gracias a los programas de cálculo y a los avances en el cálculo de estructuras. La escalera ya no debe concebirse únicamente como un elemento biapoyado, sino que también puede tratarse de un elemento estructural autoportante con destacada notoriedad que vaya más allá de su función de comunicar espacios a diferentes niveles.

Las escaleras de hormigón armado siguen siendo las más utilizadas y, en Nolac Enginyers, hemos calculado un gran número de éstas a lo largo de toda nuestra trayectoria profesional. De todas ellas, queremos destacar la escalera del tanatorio Barcelona Ronda de Dalt del estudio de arquitectura Ribas & Ribas Arquitectos. Se trata de una elegante escalera, estructuralmente exenta.

Las escaleras exentas se distinguen por no tener apoyos dispuestos en los rellanos, es decir que van apoyadas únicamente sobre los forjados que conectan. De este modo, la escalera parece que “vuela” sobre el forjado, dotando a toda la estancia de una gran belleza arquitectónica.

Estructuralmente hablando, se tiene que tener en cuenta la inexistencia de apoyos ya que hace que el comportamiento de esta losa difiera de su diseño más habitual. En la losa de escalera aparecen torsiones sobre el hormigón que necesitan ser controladas mediante la colocación de zunchos capaces de absorber estos esfuerzos y evita la aparición de fisuras, así como las deformaciones excesivas.

Ya sea por motivos funcionales o simplemente estéticos, las escaleras exentas son un valor añadido a cualquier proyecto, dotando al edificio de un elemento que lo distingue de las demás construcciones de su categoría.