forjados cerámicos

FORJADOS CERÁMICOS

En obras de rehabilitación, últimamente es habitual encontrarnos edificios con forjados cerámicos, un tipo de forjado que empezó a utilizarse en la década de los 40 con motivo de la escasez de cemento y acero de la época.

Según fuentes del sector, se estima que la estructura horizontal del 15% de los edificios construidos entre 1950 y 1970, está resuelta con este tipo de forjado que se ha ejecutado de forma diferente a lo largo de todo el período. En los primeros años, debido a la falta de cemento y de medios por parte de las empresas constructoras, predominan los forjados con viguetas autoportantes sin capa de compresión.

En los forjados cerámicos, la cerámica armada sustituye al hormigón armado y colabora activamente en la absorción de las tensiones de compresión. Existe una gran cantidad de modelos que, según la función de la cerámica, el tipo de armadura y la metodología de construcción del forjado, se pueden clasificar según se muestra en el siguiente cuadro. Para la clasificación no se tiene en cuenta la existencia de capa de compresión.

CLASIFICACIÓN DE LOS FORJADOS CERÁMICOS
AC1 AC2 AC3
AF1 AF2 AF3
PF1 PF2 PF3

Siendo:

  • La primera letra corresponde al tipo de armadura, A para vigueta armada y P para vigueta pretensada.
  • La segunda letra se debe a la función de la cerámica en la vigueta, siendo C cuando el esfuerzo de compresión se absorbe por la cerámica y F, si el esfuerzo de compresión es absorbido por el hormigón o por la cerámica – hormigón.
  • El número se asigna según el proceso constructivo del forjado, 1 para vigueta autoportante construida en obra o en fábrica, 2 para viguetas semiresistentes y 3, para forjado construido in situ.
  • El cuarto símbolo define una característica constructiva particular de la tipología.

A continuación os mostramos un esquema de algunas de las tipologías enumeradas anteriormente.

Forjado tipo AC

Forjado tipo AF

Forjado tipo PF

En la actualidad, cuando nos encontramos con este tipo de forjados, es importante detectar las posibles lesiones y evaluar el estado de la estructura para determinar las medidas de reparación en caso de ser necesarias. Para ello, se realizaran una seria de catas localizadas en las zonas de mayor riesgo como pueden ser zonas húmedas o con solicitaciones de las cargas.

Forjados cerámicos