forjados contraflechados

La solución de los forjados contraflechados

Los forjados contraflechados ofrecen una solución a la actual tendencia de diseñar espacios diáfanos.

La tendencia actual en la construcción de edificios de oficinas, gira entorno a la necesidad de crear espacios diáfanos. Éstos gozan de numerosas ventajas en las que destacan entre otras el trabajo colaborativo, la ganancia de metros cuadrados al no disponer de espacios compartimentados y el aprovechamiento de la luz natural al no encontrar cerramientos opacos en el interior de la construcción.

Todas estas ventajas confrontan con la problemática estructural para poder resolver los forjados que, habitualmente, tienen grandes luces entre pilares. Para resolver este handicap, existen diferentes tipologías constructivas de forjados que permiten salvar grandes luces como, por ejemplo, forjados de hormigón pretensado con armadura pretesa (placas alveolares, prelosas…) o postesa (losas postesadas, vigas de canto postesadas…), forjados aligerados tipo sandwich o los forjados contraflechados.

El concepto básico de los forjados contraflechados radica en imponer al sistema de encofrado una deformación contraria a la gravedad con lo que, una vez hormigonado, la cara inferior del propio elemento queda abovedada no visible a simple vista, pero que se puede controlar mediante una medición láser.

Para el cálculo y ejecución de dichos forjados hay aspectos que se deben considerar. Especial atención se debe poner al estado límite de servicio de deformación. Muy probablemente el forjado estará fisurado en zona de apoyos y en el centro de vano la fisuración estará asegurada. Se requiere entonces de un estudio exhaustivo de las condiciones de uso del propio elemento, en estas circunstancias hay una pérdida importante de inercia a considerar.

Con este sistema es relativamente sencillo llegar a ejecutar forjados de 12~13 metros de luz en vano continuo con cantos de losa maciza de alrededor 35~37 cm. Para vanos únicos o isostáticos, luces de 10 metros se resuelven con espesores de losa de aproximadamente 40 cm.

Con el tiempo, este sistema constructivo ha ganado adeptos y cada vez consigue más debido a su rápida ejecución y su contenido coste económico.