Hotel Ohla Eixample

Barcelona

El reto consiste en aislar de las vibraciones de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya la estructura de un edificio existente mediante la colocación de amortiguadores, un sistema pionero en nuestro país en edificios existentes. Como resultado, la parte superior del edificio ha quedado completamente separada de la parte inferior, de manera que si cogiéramos el edificio con el gancho de una grúa nos podríamos llevar las plantas sobre rasante. En este edificio se ha conseguido cumplir los requisitos iniciales marcados por la propiedad.
  • Cliente: Isern Associats
  • Arquitecto: Daniel Isern
  • Superficie: 8.600 m2