Solución de apeo de fachada y optimización de la cimentación

SOLUCIÓN DE APEO DE FACHADA Y OPTIMIZACIÓN DE LA CIMENTACIÓN

Este mes nos acercamos a una obra en la que por requerimientos urbanísticos ha sido necesario conservar la fachada. La integración urbanística y la nobleza de la misma, junto con el proyecto arquitectónico que contempla la ejecución de un sótano parcial planteaba un nuevo reto de ingeniería. 

Os contaremos como llegamos a la solución de apeo de fachada y optimización de la cimentación gracias al conocimiento del terreno y la correcta interpretación de los estudios geotécnicos, que son claves para la consecución de los tres pilares de la producción, calidad, coste y tiempo.

La estructura del edificio existente está resuelta mediante forjados unidireccionales con viguetas de madera apoyadas en paredes resistentes sobre una cimentación corrida a una profundidad aproximada de 1 m. 

Se da la circunstancia de que a derecha e izquierda de nuestra promoción se encuentran dos promociones más en fase más avanzada de ejecución. En ambos casos optaron por una solución de muro de micro pilotes. En este caso, y teniendo en cuenta el terreno existente, la solución de muro de micropilotes, está muy del lado de la seguridad. Representa un incremento de coste y de planificación que no se traduce en ningún tipo de mejora en la fase definitiva. 

Tener en cuenta los datos del estudio geotécnico y las catas ejecutadas en la fase previa al derribo de los forjados, nos permitió conocer, y por tanto anticipar, el comportamiento del terreno durante la fase de ejecución. Tal como puede observarse en las fotos, la cohesión del terreno y su facilidad de excavación, permiten la ejecución de muros tradicionales encofrados a una cara. Esta solución permite recalzar la cimentación existente colocándonos debajo del cimiento. Evitamos así, la pérdida de superficie útil que representa la ejecución de un muro de micro pilotes por delante de la cimentación existente. 

Con el fin de ejecutar el apeo de la fachada en la zona de acceso de vehículos al sótano, se optó por un apeo temporal en doble voladizo resuelto mediante vigas metálicas. Estas vigas nos permiten apear temporalmente la fachada de forma que nos permite derribar el cimiento y ejecutar la nueva estructura definitiva de apeo. Esta, está resuelta mediante hormigón armado. Una vez endurecido el hormigón de la fase definitiva, se retiran las vigas metálicas de forma que recuperamos el aspecto original de la fachada.

Resumiendo, gracias al conocimiento de las características del terreno, ha sido posible ejecutar una solución óptima en cuanto a costes y planning, al tiempo que nos ha permitido conseguir la máxima superficie útil haciendo más competitiva esta promoción frente a las dos de ambos lados.

Esperamos que esta solución de apeo de fachada y optimización de la cimentación os sirva para futuros proyectos.