Viviendas industrializadas en Perú

Viviendas industrializadas en Perú

¿Alguien se ha preguntado por qué seguimos construyendo edificios de una forma artesanal? A excepción de los objetos de lujo, todo se construye de una forma industrializada. ¡Corregimos! ¡A excepción de los objetos de lujo y las casas y los edificios!

Algunos años atrás, en Nolac Enginyers, nos hicimos esta pregunta conjuntamente con el equipo de Llaxta. La respuesta fue desarrollar una fábrica de casas a modo de industria de automoción para construir viviendas industrializadas en Perú.

Durante meses se estuvo desarrollando el proyecto. Un equipo multidisciplinar de diferentes países, España, Perú y Alemania, de las tres empresas implicadas, Llaxta, Reymann Technik y Nolac Enginyers, dieron como resultado lo que, a día de hoy, es una planta de fabricación donde los módulos que componen los edificios salen completamente acabados y pintados, listos para su ensamblaje en el terreno.

La novedad del sistema hizo necesario realizar ensayos a escala real. Uno de los ensayos más destacables, si no el que más, tuvo lugar en la mesa sísmica de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP), en Lima. Un modelo reducido pero a escala real se ensayó, llegando a resistir esfuerzos superiores al equivalente de un terremoto grado 9 en la escala de Richter.

Terminados los diferentes ensayos, se diseñó la planta teniendo en cuenta la automatización de distintos procesos, como son la ejecución del hormigón, su transporte, vertido y bombeado. Desde la zona de almacenaje de los áridos y silos de cemento, hasta el bombeo del hormigón mediante el sistema patentado “up-creet”, el proceso está completamente automatizado. Incluso una mezcladora orbital, un sistema de distribución mediante flying bucket y la posición de la bomba.

La instalación de la fábrica, a modo de una fábrica de materiales, ha permitido bajar considerablemente el coste de fabricación manteniendo los mismos materiales. Al ejecutarse en una planta de fabricación se optimizan los tiempos de colocación y se incrementa la calidad de los mismos. De esta forma se hace posible que familias que no han vivido en una casa por generaciones, tengan acceso finalmente a una vivienda confortable, antisísmica, con luz, agua potable y saneamientos. Se trata de la solución al déficit habitacional que sufre el planeta en muchos países. Esta realidad ha dado nacimiento a la sociedad Solid Home Housing fundada por tres socios entre los que se encuentra Jordi Lacambra, socio fundador de Nolac Enginyers, con el objeto de ayudar a reducir dicho déficit.

Estas viviendas industrializadas en Perú, han dado una segunda oportunidad a cientos de familias.

Puedes saber más sobre este proyecto AQUÍ.